La electrificación rural en Perú y el papel de Ergon

El acceso a la energía se considera una condición mínima para el desarrollo de las poblaciones, y su disponibilidad está asociada a la mejora de las condiciones de la educación, la salud y la seguridad, así como al aumento de las actividades productivas. El acceso a la energía representa uno de los pilares en la lucha contra la pobreza a nivel universal; por esta razón, el gobierno de Lima se ha comprometido a solventar las carencias de la red eléctrica antes del final del próximo decenio. Una parte importante de este proceso se ha puesto en manos de la sociedad Ergon Perú (del grupo Tozzi Green).

BENEFICIOS SOCIALES

  • El servicio eléctrico no solo mejora la vida de las personas en su trabajo cotidiano, sino que también genera participación ciudadana, presencia estatal e inclusión social.
  • La electricidad permite alargar la jornada laboral y facilita las actividades escolares, contribuyendo de forma significativa al derecho a la enseñanza.
  • El acceso a la electricidad permite proveer del equipamiento necesario para los centros de primeros auxilios y las intervenciones médicas, contribuyendo indirectamente a la cobertura del servicio sanitario en todo el país. Esto significa crear la base para el derecho a la sanidad.

Las diferencias sociales y los obstáculos geográficos

Perú es un país rico en materias primas que presenta un fuerte contraste social entre una minoría enormemente rica y una mayoría extremadamente pobre. La división desigual de la riqueza se refleja también en el acceso a la red eléctrica.
En las zonas rurales, solo el 70 % de la población tiene acceso continuo a la red eléctrica esa es la razón por la que el gobierno de Lima se ha comprometido asolventar las carencias en la red eléctrica antes del final del próximo decenio.
En Perú, el acceso a la energía resulta problemático debido a distintos factores, sobre todo geográficos, como la distancia entre las distintas localidades situadas en las zonas màs remotas e inaccesibles, asi come el aislamiento de la población igado a la carencia o insuficiencia de las vías de comunicación. La falta de infraestructuras viales ha impedido, de hecho, la inversión privada en proyectos ligados a la electrificación rural. Este es el principal motivo que ha llevado a la intervención del estado.

El plan estatal

El gobierno peruano se propone reducir el déficit eléct que afecta a todo el territorio nacional a partir de la instalación de 500.000 sistemas fotovoltaicos off grid (paneles solares con almacenamiento), cuyo funcionamiento está garantizado por 15 años.

El Plan Nacional de Electrificación Rural se propone llevar la electricidad a las poblaciones más aisladas a través de la instalación de equipos alimentados con fuentes energéticas renovables (en particular, un sistema constituido por un panel fotovoltaico dotado de almacenamiento o sistema RER, “Recursos Energéticos Renovables”).

La instalación de los módulos solares

Este plan tiene como objetivo proporcionar iluminación para el interior de las viviendas y electricidad en centros hospitalarios o de primeros auxilios, así como a las escuelas o centros de enseñanza/formación.

Gracias a la instalación de estos módulos, se logrará que la electrificación en las zonas rurales llegue hasta el 96 % en poco menos de cinco años. Un resultado extraordinario muy poco costoso, tanto en términos económicos como de contaminación, obtenido en un período de tiempo muy inferior al que sería necesario para adecuar y expandir las líneas eléctricas tradicionales.

La intervención de Ergon Perú

Una parte importante de este proceso se ha puesto en manos de la sociedad Ergon Perú (del grupo Tozzi Green)

ERGON PERÚ se ha adjudicado los Contratos de Inversión para el suministro de energía eléctrica de fuentes energéticas renovables en áreas no conectadas a la red en la zona septentrional, central y meridional del Perú, mediante una licitación organizada por el Ministerio de Energía y Minas.

El objetivo de la intervención de Ergon consiste en el suministro de energía eléctrica a las viviendas mediante sistemas alimentados con fuentes energéticas renovables para satisfacer las necesidades energéticas en relación con lailuminación y los sistemas de información (radio y televisión). Los beneficiados serán unas 220.000 familias de las zonas rurales de todo el país, incluidas escuelas y estructuras sanitarias ubicadas en los centros habitados más aislados, que actualmente carecen de una red eléctrica pública.

Las empresas Ergon Perú y TRE PERÚ

ERGON PERÚ S.A.C., de conformidad con el contrato que se ha adjudicado, se ocupa del proyecto, instalación, funcionamiento, mantenimiento de los sistemas fotovoltaicos off grid durante un período de quince (15) años, contribuyendo así a un importante crecimiento del país en el frente energético.

TRE PERÚ S.A.C. representa el brazo operativo de Ergon Perú y es el responsable encargado de toda la instalación de los equipos fotovoltaicos a nivel nacional.

BENEFICIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DEL PROYECTO WIN – WIN

El proyecto de suministro de electricidad con equipos fotovoltaicos a las viviendas más aisladas y de difícil acceso genera un impacto positivo en la población interesada, que finalmente ve una posibilidad de desarrollo para sí y para el área donde viven.
Ergon, orgullosa de ofrecer su ayuda a las poblaciones más aisladas, espera que esto represente un punto de partida para la realización de otros proyectos que apunten a favorecer el desarrollo y el progreso de estas poblaciones.